Santo Domingo de Guzman

Santo Domingo de Guzman
Fotografia Panorámica del templo de Santo Domingo de Guzmán Oaxaca

jueves, 6 de octubre de 2011

Templo del Carmen Alto


Localización:
El templo y ex convento del Carmen Alto se localiza a 6 cuadras al Norte de la Plaza Central (zócalo) de la ciudad capital, sobre la calle de García Vigil entre Jesús Carranza y Quetzalcóatl

Antecedentes históricos y descripción
El conjunto religioso perteneció a la orden de los Carmelitas Descalzos que se establecieron en Oaxaca en 1696. El antecedente de estas construcciones se remonta a mediados del siglo XVI.
En este tiempo, los primeros pobladores españoles de la ciudad establecieron sitios para el culto cristiano. Uno de ellos fue la ermita de la Santa Veracruz, ubicada en este mismo lugar que fuera un importante centro prehispánico. La ermita sustituyó al gran Teocalli de Huaxyacac, donde la ciudad indígena celebraba, cada mes de julio, la gran Fiesta de los Señores en la que se realizaba el sacrificio de una doncella en honor a Centeótl, Diosa del Maíz y la Agricultura.
La festividad se cristianizó y se transformó en la actual fiesta de la Guelaguetza o Lunes del Cerro, la cual coincide con las fiestas en honor a la Virgen del Carmen.
En 1699, los carmelitas, establecidos entonces en los anexos del templo de la Consolación, recibieron la autorización para instalarse en la ermita de la Santa Veracruz. El Ayuntamiento, por su parte, les donó el terreno colindante para que fundaran el convento y el templo de la congregación.
La ermita fue modificada pero no cambió su advocación que por algún tiempo se conservó.
El templo, cuya construcción finalizó por el año 1751, recibió especial apoyo y enriquecimiento, por parte de la comunidad de origen español, lo cual marcó la diferencia entre el Carmen Alto y el Carmen Bajo, que era de carácter popular.

El convento, hacia 1856, tras la secularización de las propiedades de la iglesia, pasó a pertenecer al Gobierno Federal; por estos tiempos fue ocupado para cárcel y cuartel. En 1889 lo adquirió el obispo Eulogio G. Gillow, quien lo restauró para instalar la residencia episcopal; también fue ocupado para un colegio seminario. En 1910 fue escuela nocturna para obreros y escuela primaria superior.
En 1925 pasó nuevamente a ser propiedad federal. Actualmente, en lo que fue el claustro, están instaladas las oficinas del Registro Civil del estado. En sus demás anexos funcionan centros escolares y oficinas federales.
El templo se distingue, respecto a los demás templos de Oaxaca (excepto de los Siete Príncipes), por su pórtico, cuya función es preparar el ingreso a la nave principal.
El pórtico, elemento característico en los templos carmelitas de México, forma parte integral de la portada de tres cuerpos. Al frente muestra tres arcos de medio punto sobre pilastras tableradas, a las que se adosan columnas toscanas de media muestra. Arriba, en el segundo cuerpo de la portada, el elemento esencial lo conforma un marco con triple moldura que contiene un alto relieve de Nuestra Señora del Carmen; sus brazos están extendidos y su manto, sostenido por ángeles, protege a la comunidad religiosa. A los lados, entre columnas toscanas, sobresalen dos escudos de la orden Carmelita.

El tercer cuerpo lo ocupa la ventana coral rectangular, flanqueada por columnas de capitel corintio.
La portada lateral se ubica en el lado sur, la zona más amplia del atrio. Al centro está la puerta de acceso, bajo un arco de medio punto moldurado apoyado sobre jambas tableradas.
A los lados hay pares de columnas de capitel corintio y fuste decorado con rombos y flores. Sobre un entablamento, que sostienen las columnas, está ubicado un nicho con venera aconchada que contiene la imagen de San José. El nicho está flanqueado por pilastras decoradas con estrellas. El remate es un recuadro cruciforme con una cruz labrada.
El interior tiene planta de cruz latina con capilla lateral. La cubierta combina bóvedas de lunetos y de cañón corrido. El crucero está cubierto con una cúpula gallonada sobre pechinas y tambor octagonal con ventanas.
En el presbiterio está ubicado el altar mayor, sobresale el ciprés de estilo neoclásico que aloja a la Virgen del Carmen.
En los muros de la nave hay tres marcoretablos, y uno más, en el transepto sur, todos de madera labrada con acabados dorados que alojan imágenes y pinturas religiosas. La capilla lateral está dedicada a Santa Teresita, cuya imagen, de madera tallada y policroma, yace en una vitrina colocada en el altar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SI TE FUE UTIL ESTE BLOG O TE INTERESO, DEJANOS UNA NOTA.
¡GRACIAS!